Cambios: transmisores de emociones.

Una palabra basta: legendario.