Seguridad: el principio básico.

    El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

    Fase 1: conducción segura.

    Fase 2: ante un peligro.

    Fase 3: en caso de accidente.

    Fase 4: tras el accidente.

    A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas, pueden entrar en acción diversas medidas en función del tipo de accidente y la gravedad de la colisión registrados por el sistema:

    • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
    • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
    • Ventilación automática: las ventanillas bajan automáticamente si se activan los airbags y la red eléctrica de a bordo funciona correctamente
    • Apertura sencilla: tras un accidente grave pueden desbloquearse automáticamente las puertas, lo que facilita su apertura a los ocupantes o los servicios de rescate.
    • Mejores opciones de rescate: se han dispuesto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.
    • Línea de asistencia: si se produce un accidente o si el vehículo sufre una avería, el sistema de llamada de emergencia Mercedes-Benz le facilita una toma de contacto automática con una central de asistencia en casos de emergencia.

    GLC

    Fascinación

    Todos los hechos

    Asesoramiento y compra