Tren de rodaje: sienta la carretera.

    El asfalto se convierte en sensación.