Mercedes-Benz Intelligent Drive.

    La meta es una conducción sin accidentes.